jueves, 24 de septiembre de 2009

El Plan E

Cuando ves muchas zonas de la ciudad "patas arriba" con las obras que se están acometiendo con la ayuda de fondos obtenidos del Plan E para frenar el paro, es muy fácil pensar -y se han vertido muchas opiniones sobre esto- que esto es "pan para hoy y hambre para mañana". Y puede que haya algo de razón en eso, pero no toda. En primer lugar porque el paro realmente baja, aunque sólo sea temporalmente.

Se realizan obras que son necesarias, pero que no se llevaban a cabo por falta de dinero. De las empresas que participan es muy posible que un número determinado de ellas puedan seguir adelante en su actividad gracias a la facturación de estos trabajos municipales. Por lo que es posible que un número determinado de trabajadores no vuelva al paro.

Alguien se puede quejar (también con algo de razón) de la falta de profesionalidad de algunos trabajadores que operan en estos proyectos. La obligación del empresario es desde luego dar la formación adecuada a su personal, porque medios y subvenciones tiene. Ayuntamientos y Comunidades Autónomas disponen de amplios programas de formación profesional.

En el caso concreto de Jerez, puedes leer un reportaje en el Diario de Jerez, periódico que no destaca precisamente por su apoyo a la política municipal en ninguna de sus facetas, pero que en este caso no tiene más remedio que reconocer la validez del Plan E.

8 comentarios:

Víctor dijo...

jeje, Civilis, si es que me provocas...

En mi opinión (que ya te podrás imaginar por dónde va), el Plan E es un sinsentido de principio a fin. Es como el tipo que está hipotecado hasta las orejas, y pide todavía un préstamo personal para irse de fiesta.

1º. Dinero no hay. El Estado lo está pidiendo prestado al exterior. Eso no tiene ningún mérito, y además es una grave irresponsabilidad.

2º. Los Ayuntamientos tienen una deuda acumulada con proveedores de aprox 32.000 millones de Euros. Lo que tendrían que hacer es empezar a pagar esa deuda. De hecho, nada me extrañaría que, siguiendo la costumbre, dejasen también de pagar a las empresas las obras de este Plan E.

3º El verdadero problema de los Ayuntamientos es que están terriblemente endeudados, y lo grave es que los muy burros han sido capaces de endeudarse en plena época de bonanza, cuando han estado ganando dinero a manos llenas con el suelo y la construcción. Se han creado unas estructuras de personal y unos servicios públicos absolutamente insostenibles (ya lo eran cuando había dinero, imagínate ahora). Estamos (los Ayuntamientos y los ciudadanos que nos beneficiamos de sus servicios) viviendo muy por encima de nuestras posibilidades. Se van a producir problemas, y graves, cuando se acabe el dinero, que será cuando nos dejen de prestar los panolis del exterior. Subir los impuestos en el interior no aumentará la recaudación más que en el momento inicial: a largo plazo bajará, pues el dinero huirá al exterior o se refugiará en la economía sumergida. En suma, pienso que el Plan E es un intento infructuoso de seguir hinchando la burbuja, nada más; es como soplar en un globo que está pinchado, un desperdicio de dinero precioso.

En fin, no quería haberme extendido tanto ni dar una opinión tan negativa, pero es así como lo veo.

Un abrazo

civilis dijo...

Hola Victor, las cosas no son tan extremas como las pintas. No es cierto que el plan E sea un sin sentido de principio a fin. Tampoco es cierto que no haya dinero.
Cierto que el Estado está pidiendo dinero al exterior, pero desde luego no es ninguna irresponsabilidad. Muchos Estados recurren al crédito exterior. Pedir dinero prestado no es de irresponsables, si de puede pagar la deuda. Y, desde luego, no se está empleando para irse de fiesta, eso lo hacen los ejecutivos de las grandes corporaciones financieras con los dineros que los Estados les han dado para que sigan con el chollo de siempre.

Cierto que los Ayuntamientos tienen la deuda que tienen (la que cifra que pones es probable). Te comento que en el caso de Jerez la actual Corporación Municipal se encontró con la "guinda" de 400 millones de deuda dejadas por Pacheco (y no se va a la cárcel por una mala gestión de los dineros públicos). Por eso ahora no pueden meterse en inversiones necesarias porque gran cantidad de los ingresos municipales deben emplearse en pagar la deuda (más intereses) renegociada con varias entidades financieras, las pobres. No me extrañan los 4 mil millones de beneficios del Santander en un semestre (no olvides que esos beneficios también los pagamos todos).

Los dineros que vienen del Plan E son para inversiones, no para gastos, lo que se traduce en aumento del activo municipal y que se amortiza con el cobro de impuestos o tasas, como el IBI, el de circulación, las tasas de alcantarillado, etc.

No se trata de un "intento infructuoso de seguir inflando la burbuja" como dices, dando la impresión que te hubiera gustado más que fuera un "intento fructuoso de seguir inflando la burbuja"; no creo que pienses de esa manera.

Se trata de obras necesarias, como alumbrado público, reparación o remodelación de alcantarillado, de calles, de parques y jardines, de centros cívicos, culturales, etc. ¿Crees realmente que esto es un desperdicio de dinero precioso? ¿Es tirar el dinero?
Saludos.
P.D.: polemizar enriquece.

civilis dijo...

¡Ah! se me olvidaba. El que lleva su dinero al exterior o lo refugia en economía sumergida es, como mínimo, un sinvergüenza.

Víctor dijo...

No veo las cosas igual que tú, está claro, pero coincido completamente con tu frase de que "polemizar enriquece".

Salta a la vista (y seguro que es algo demostrable con datos) la relación directa y estrechísima que existe entre la libertad individual de los ciudadanos, y la riqueza de un país.

Saludos.

civilis dijo...

Estimado Víctor, no entiendo qué relación ves entre el Plan E y la libertad individual de los ciudadanos. Te todas formas, valga este botón: China es un país rico. Libia, también (vaya, dos botones...).
Saludos.

Víctor dijo...

No me refería ya al PlanE (gastados en 4 meses un billón y medio de pesetas, descanse en paz).

Me refería a tu frase de que "polemizar enriquece".

"Polemizar" implica libertad de pensamiento y de expresión (y de prensa, y de reunión, y de comunicaciones, etc...), y pienso que esas libertades individuales "enriquecen", incluso económicamente, a los países que las garantizan para sus ciudadanos.

Y cuando hablo de países pienso en la gente... no creo que el chino corriente, o el libio corriente, sean personas ricas precisamente.

Saludos

civilis dijo...

Gracias por la aclaración porque se me estaban nublando las neuronas (o la que me quede)
¡Vaya! ya que estaba yo empezando a acostumbrarme a pensar en euros, me hablas todavía en pesetas. De todas formas insisto: Si hago un puente, un parque o urbanizo una calle, no gasto el dinero, estoy invirtiéndolo, que no es lo mismo como bien sabes. Si me voy a Copenhague a ver cómo Rio de Janeiro se convierte en sede olímpica, no sólo estoy gastando el dinero sino que además quedo en ridículo.
Saludos

Víctor dijo...

Bueno, hay obras y obras. Un puente es una inversión. Cambiar de sitio la estatua de Colón, o pavimentar por enésima vez la misma acera, es puro gasto.

Ya, lo de las Olimpiadas ha sido patético. Menos mal que las hemos evitado, los partidos (los dos ex aequo) ya pensaban forrarse con ellas y a costa de todos nosotros, ¡vaya chasco se habrán llevado! jeje... y nosotros a verlas en TV tan ricamente, y sin zanjas (bueno, sin zanjas nunca estaremos, con "menos zanjas" quería decir).