Mostrando entradas con la etiqueta agua. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta agua. Mostrar todas las entradas

viernes, 12 de octubre de 2012

Es agua no es un bien escaso (sólo), es un bien vital

Leo con gozo en la prensa local que "La puja por la gestión privada de Aguas de Jerez se queda desierta". Me alegro enormemente que el gobierno local del PP -empeñado en que el agua ayude a subsanar su incompetencia e ineptitud en la gestión de las cosas municipales- no pueda, al menos por el momento, hacer caja con ayuda del agua. Con el agua no se juega, y sin embargo se manejan cifras mareantes y multimillonarias alrededor de su gestión. ¿Es ético emplear los "beneficios" del agua en pagar nóminas municipales o intereses bancarios? Estamos muy cerca de que estos lumbreras de la clase política (especialmente los del PP) se saquen de la manga una tasa del aire, el cobrarnos sencillamente por respirar. ¿No es lo mismo esto que el hecho de cobrarnos -para lucrarse- el agua? Los posibles beneficios de una gestión del agua bien llevada y de calidad deben ser empleados para mejorar el servicio, para hacer nuevas inversiones. En un área metropolitana de París la recuperación hacia manos públicas de la gestión del agua, hizo que en poco tiempo se pudiera reducir el importe del "recibo del agua" y encima sobrara algún dinero para emplear en temas sociales, solidarios. El agua y  su gestión deben ser públicos, que produzca beneficios es necesario, pero no así que sea lucrativo para engordar la cuenta corriente de los pocos especuladores de siempre. ¿Cómo someter al mercado los activos de una empresa que basa su actividad en proporcionar agua, como elemento vital que es? Es una aberración que tanto nuestra Alcaldesa, PPelayo como sus concejales (Saldaña) toman como bandera. Además, este último con comentarios tan inoportunos y estúpidos como "por el bien de todos vamos a confiar en que no haya que recurrir a un plan B". Eso, encima amenazas subliminales. La estupidez humana no tiene límites, de verdad.

¿Cómo puede ser que un primer teniente de la Alcaldesa PPelayo (PPSaldaña) declare "se presentaron cinco empresas a visitar las instalaciones y después, no se si eran dos, han solicitado aclaraciones de determinados aspectos del pliego". No sabe si eran dos... Eso es como decir que no se es capaz de resolver un puzzle de dos piezas o de una...

Los millones que PPelayoJerez y su pandilla de amiguetes quieren sacar de esta venta -empezaron por 100 millones de €, bajaron a 80 millones y vaya usted a saber a cuánto lo bajarán ahora-, es pan para hoy y hambre para mañana. No quieren (o no pueden porque no saben) ver que de lo que se trata es de buscar ingresos, fundamentalmente a través de impuestos y tasas, pero éstas deben ir a parar sobre todo al servicio por el cual se paga. La tasa de basuras a mantener y mejorar el servicio; la de alcantarillado lo mismo; y así con todas. Y lo que falte, con impuestos. Si las cuentas son claras (que NO lo son) los ciudadanos paguaremos menos a disgusto los impuestos.

Quiero dedicar una entrada aparte para hablar de la transparencia de nuestro des-gobierno municipal y de su responsable Senadora, perdón Alcaldesa. Es que con tanta acaparación de cargos, se hace uno lío. El lumbreras de Saldaña (que ya se dedica más a su PPartido que al gobierno municipal) debería darnos una relación de todos los órganos en los que figura como cargo. Prometo dejarle los cien folios, para que los rellene por delante y por detrás. Por lo visto no hay nadie en el PP que pueda ocupar esa ristra de cargos. Quien mucho abarca, poco aprieta. Principio de Peter: Puede que ya (pronto) haya llegado a su nivel de incompetencia.

Ver noticia en Diario de Jerez. (perdón)

martes, 28 de febrero de 2012

El agua está declarada como bien público esencial por la ONU

Independientemente de la evidente y lógica declaración de la ONU (sin agua nos morimos todos), en el caso de Jerez, la alcaldesa está utilizando unos eufemismos que sólo intentan -sin conseguirlo- camuflar una venta clara y diáfana del agua, para ponerla en manos privadas, en manos de una multinacional. Cuando habla de pasar de un modelo de "gestión directa" llevado por una empresa municipal a otro de "gestión indirecta", sin mencionar que será llevado por una multinacional. Habla de "contratación" y no de venta o alquiler que es de lo que se trata realmente. Por otra parte, el recibo del agua prácticamente no tiene impagados, pues detrás se cierne el corte de suministro. Al pasar el agua a manos privadas la tasa de basura se pagará de otra manera, subirán los morosos como la espuma y, como consecuencia directa, incrementarán el precio de la tasa para compensar.

Vamos a ver. El Servicio de Aguas en Jerez es municipal. Por conveniencia administrativa, Pacheco lo convirtió en empresa municipal, netamente municipal. Como empresa es una joya: vende un producto que todo el mundo tiene que comprar necesariamente. Los beneficios están garantizados. Así que no se trata de un cambio de gestión directa a gestión indirecta (es lo mismo decir gestión indirecta que gestión privada). Y esto ni tiene por qué ser así. No olvidemos que la propia Constitución Española reconoce la iniciativa pública (gestión directa) en actividades de servicios públicos esenciales -como es el caso del agua-. La limpieza, o el transporte público también lo son.

Pero así como en otros servicios públicos en los que la administración pública deja en manos privadas pero tiene que pagar un canon por ello, en el caso del agua es precisamente al revés: es la empresa privada quien paga el canon a la administración. Porque el agua es un negocio redondo, es un chollo.

Supongamos que es P lo que pagamos por el agua. Cuando ésta pase a manos privadas, la cantidad se dividirá en tres. P = A + B + C. A, B y C son cantidades millonarias en euros.
A: es el beneficio que se lleva la empresa privada que hace negocio con el agua.
B: es el beneficio que obtiene el Ayuntamiento (el canon que le cobra a la empresa privada).
C: es el coste del servicio.

El beneficio A de la empresa se irá a parar a sus accionistas. El beneficio B lo empleará el Ayuntamiento en otros asuntos, que no tendrán nada que ver con el agua. La cantidad C es la que realmente servirá para mantener el servicio. Será la cantidad que la empresa intentará que sea la menor posible, lo que se traducirá en un empeoramiento de la calidad del servicio (ojo, que eso es salud) y en una pérdida de las inversiones (mejora de las infraestructuras), que no está claro quién las pagará, ¿se imaginan quiénes? claro, lo usuarios mediante recibos-extra cada cierto tiempo. A ver quién me dice a mí que el recibo del agua no va a subir con la venta del servicio municipal. No hay duros a cuatro pesetas.

Hay ejemplos notorios de recuperación, de rescate del servicio hacia, de nuevo, manos públicas, y con buenos resultados. Busca en Internet y los encontrarás. Usa términos como "gestión pública del agua" o "gestión privada del agua".

La Alcaldesa, en un intento de hacerse con unos cuantos millones de euros para atender las nóminas tiene mucha prisa por vender el agua. Aunque posiblemente con buena intención, sería un error garrafal el hacerlo. El agua es un tesoro que tenemos que preservar y proteger de la agresividad de los mercados.