sábado, 15 de noviembre de 2008

Líderes, y sensatos

El artículo "Somos líderes", publicado en el Diario de Jerez el pasado domingo 9 de noviembre, Rafael Padilla vuelve a su estilo panfletario y gris que nos creíamos había abandonado hace ya tiempo.

Con relación a la muy preocupante situación del paro empleando expresiones metafóricas como "magnitud de la hecatombe" o "coyuntura tan catastrófica" no contribuye ni muchísimo menos a crear un clima donde prime la sensatez y la calma, tan necesarias en momentos de crisis."Optimismo enfermizo", "estomagante demagogia" vuelven a situarnos en un entorno, en una situación que no tiene más esperanza que la llegada de "funestos tiempos".

Por supuesto que todos tenemos claro que la situación de paro es un problema de primera magnitud, de la misma manera que sabemos que la crisis ha sido provocada en gran medida por el sistema financiero, y su centro neurálgico no está precisamente en España.

Se ha comentado mucho la frase de "capitalizar las ganancias, socializar las pérdidas" en el sentido de que cuando las cosas vayan bien dejemos al mercado capitalista tranquilo y que gane todo lo pueda -por encima de todo-. Pero cuando surgen problemas, como en estos momentos, debe ser el papá Estado el que los resuelva.

En términos de paro, parece que algunos piensan lo mismo: cuando la cosa marcha, los empresarios son unos "benefactores", unas máquinas de crear empleo y bienestar. Pero cuando empieza a decaer, la culpa ya no es de ellos, es del Estado, que es quien lo provoca y el que no es capaz de poner freno a esas cifras. La ciudadanía no es tonta y tiene muy claro que situaciones como la de SEAT o NISSAN no están provocadas ni por Zapatero ni por su política económica.

Como otras veces, Padilla plantea medidas típicas antisociales como, por ejemplo, la reforma del mercado laboral. ¡Qué casualidad! En tiempos de crisis es el único mercado que se puede tocar, la única solución es flexibilizar el despido y recurrir a los contratos-basura. ¿Contención del gasto público? Pues hay muchos expertos que opinan que precisamente ahora es cuando hay que aumentar el gasto y las inversiones públicas en grandes obras. Si la banca no colabora en aportar créditos a la pequeña y mediana empresa evitando la usura a la que es muy proclive, a lo mejor es el momento de crear una banca nacional que lo haga, y volver a mover el mercado de las hipotecas razonables. O crear promotoras estatales de VPO, ya que la construcción es un motor económico de primera magnitud.

Realista sí, pero no catastrofista. Y para Nerón ya tenemos a Bush, organizando (es un decir, dadas sus cualidades de hombre de estado) y presidiendo una conferencia de países para intentar resolver el problema de la crisis financiera de la que él ha tenido gran culpa. Quemar Roma para construirla de nuevo. ¡Eso sí que es catastrófico!

Si quieres leer el artículo al que hago referencia, pincha aquí

En Buenafuente explican las causas de esta crisis

Y en más sitios...

2 comentarios:

Alfonso dijo...

La ciudadanía sabe muy bien quién tiene la culpa de la crisis. Y sabe que, las encuestas lo dicen, el PSOE es el mejor partido para solucionarla y paliarla.
Pero la derecha, sin un líder fuerte, se equivoca.
Sabe que no pueden ganar unas elecciones con el líder que tienen, y creen que hundiendo al adversario, pueden ganar ellos.
Pero no les cuadra.
Porque la gente sabe muy bien, quien convirtió la moneda de veinte duros en un euro. Quien multiplicó el precio de los pisos, y quien hizo creer a miles de españoles que éramos los reyes del mambo. Esos mismos que hoy están ahogados con las hipotecas.
Por lo demás, Diario de Jerez que va a publicar. A ver si sacan algún reportaje sobre los periodistas que se manifiestan por la precariedad en el empleo. Que eso también es crisis, y no de ahora.

Carlos Benítez dijo...

"la reforma del mercado laboral, una inteligente política fiscal, la contención del gasto público".

Muchas veces cuando leo cosas como estas me hirve la sangre.Y la Derecha tanto política como mediática en tiempos de crisis dicen unas cosas que realmente me molestan,ya que suelen ser falsas y demagógicas a la vez.Muestran una preocupación extrema hacia los débiles,hacia los necesitados,pero soltando cosas como esas que son políticas que lo único que hacen es beneficiar directísimamente a los más pudientes y poderosos.Lanzan un mensaje de preocupación social,para que sus políticas anti-sociales triunfen y le den el respaldo.

Intento ser lo más respetuoso posible,pero es que es superior a mí,me recuerdan a unos buitres esperando a la muerte ajena para zamparse la carroña.

Rebajas de impuestos a los que menos lo necesitan,despido libre y reducción del gasto social,¡toma ya!

Aunque bueno,todas estas cosas se las puede esperar uno de este Padilla,que es de lo más reaccionario del Diario de Jerez(que ya es decir).