sábado, 1 de noviembre de 2008

Apología de la infracción

El culto al coche ha llegado a límites insospechados. Incluso desde los medios de comunicación (a los que se les supone de servicio público, que ya es mucho suponer) se hace apología de la infracción, a tenor del comentario que podemos leer en la imagen.

No sé que pretende el comentarista con esta parrafada. Puede que haya padecido "en sus propias carnes" el peso de la Ley y trate ahora de vengarse utilizando en provecho propio las páginas del periódico donde trabaja.

En primer lugar, si se trata de un colegio público o concertado, lo usual es que los niños vivan cerca del mismo, con lo que no tendría sentido usar el coche para llevarlo todos los días. Un paseito siempre viene bien para el espíritu y para el cuerpo. En segundo lugar, dejar al niño en el colegio tarda algo más de unos segundos. Y en tercer lugar si se trata de dejarlo en la puerta, yo no me creo que la Policía Municipal se dedique a multar a todo aquél que haga una paradita, ya que eso no es dejar el coche mal estacionado.

El comentarista ve una conspiración en todo esto, un ardid tramado desde el mismísimo Ayuntamiento para salir de la crisis en un desmedido afán recaudatorio. Sólo es cuestión de dividir 400 millones de euros de déficit entre el número de padres que dejan a sus hijos en los colegios haciendo una paradita de unos segundos, y dividir de nuevo el resultado por el número de días lectivos. Si el final de esta sencilla operación matemática coincide con el importe de las multas que los "perversos" agentes municipales imponen a los padres, entonces, empezaría yo a pensar en una conspiración. Según el comentario dejar traslucir, los "malos" son los agentes municipales y los "buenos" son los que infringen las normas, ¿o no?

Las normas están para cumplirlas puesto que se imponen para favorecer la convivencia. Y si en una zona no se puede aparcar, ni se aparca ni se sube uno a la acera. Aunque eso no le guste al redactor CON MALA UVA.

Por si no se viera bien, el texto que aparece en la imagen es el siguiente "Lo más probable es que se deba a la escasa liquidez de los ayuntamientos, pero es indudable que en las últimas semanas se ha incrementado la rapidez con la que los agentes municipales multan un coche mal estacionado, aunque se trate de una parada de segundos para dejar al niño en el colegio." Publicado en el DIARIO DE JEREZ, el sábado 1/11/2008, en la página de Opinión, sección CON MALA UVA.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

Estás leyendo Diario de Jerez, amigo, no el Washintong Post o el The Times. Qué más se le puede pedir a un periódico que nos pidió a los astronómos aficionados que salieramos a ver las estrellas fugaces a las doce del mediodía, o que, después de sus páginas piadosas de cofradías, nos alegran con los anuncios de contactos... como diría aquél... país...

Carlos Benítez dijo...

¿Qué puedes esperar de ese panfleto sectario que es el Diario de Jerez?