domingo, 2 de octubre de 2011

[Lo que queda del] Parque González Hontoria


Basura, cristales rotos, alambres de espinos, cascotes, yerba, etc., o sea, abandono generalizado del parque con uso oficial en dos ocasiones al año: la feria de mayo y el día de los animales (por febrero, creo recordar). Ahora se cierra por la noche, y eso es una buena medida, pero, desde luego, no suficiente. Hay gente que va al parque a pasear sola o acompañada de su perro, a estar, a charlar con otros paseantes, a jugar con sus hijos... Pero en el deprorable estado en el que se encuentra incluso es contraproducente el ir allí. En primer lugar porque nunca se sabe qué puertas estarán abiertas, lo que obliga a dar un rodeo inútil hasta encontrar la entrada. Y en segundo lugar porque peligra tu integridad física, el existir socavones como el que se muestra en la foto, tratándose seguramente de un desagüe de aguas residuales. Como no lo veas, el batacazo te lo pegas con el peligro de romperte una pierna. El agujero tiene un tamaño lo suficientemente grande como para que un crío se caiga dentro y no pueda salir porque es lo bastante profundo como para que quepa entero.
Es necesario que los servicios de mantenimiento municipal se pasen por el parque y le dediquen unos días a adecentarlo. También es necesario que los usuarios lo cuiden. Como siempre, con la buena voluntad de todos podremos disfrutar mejor de nuestras cosas. El Parque es de todos.

4 comentarios:

Miguel A. Arjona dijo...

Buena parte de la sociedad jerezana (y lo haría extensivo a la española en general) no se caracteriza especialmente por su civismo.
Educación, educación y educación.

civilis dijo...

Para Miguel: Muchas gracias por dejar su comentario en este modesto blog, que no sólo pretende criticar, sino también dar llamadas de atención. Cierto que los usuarios tenemos mucha culpa del estado en que se encuentran las cosas de la ciudad. Pero en este caso, lo del socavón es estrictamente dejadez municipal. La basura, cristales rotos, etc, se debe a la falta de educación como muy bien anota en su comentario. Saludos

Miguel A. Arjona dijo...

Me tomo la licencia de tutearte, cosa que puedes hacer conmigo, para decirte que comparto tu opinión.
Seguro que bastantes trabajadores municipales pasan diariamente por ahí como para haberlo puesto en conocimiento del órgano competente del Ayuntamiento para que éste, de oficio, procediera a su reparación.
Bueno, y ante la dejadez municipal y tu denuncia pública, ¿has pensado en hacerle llegar un escrito al Ayuntamiento?
Me parece verdaderamente peligroso para cualquiera, especialmente para un niño.

civilis dijo...

Para Miguel: Mandé una carta a Urbanismo (pues incluye ahora Infraestructuras), el mismo día 28 de septiembre. No me han contestado. Pero me acercaré por el Parque de nuevo a ver si han tapado el peligroso boquete.