domingo, 26 de octubre de 2008

Un paseo por Cádiz


El día acompañaba, pues aunque corría una fresca brisa por la mañana, al sol sentías cómo sus rayos te reconfortaban. A medida que sobrepasábamos el mediodía, ya preferíamos vernos protegidos por la sombra de los árboles.


Fuimos a ver una exposición de Sorolla y sus contemporáneos, en el Museo del Castillo de Santa Catalina, enclave magníficamente recuperado de lo que anteriormente fue una cárcel militar: salas multimedia, talleres de artesanía, y salas de exposiciones, además de una ubicación geográfica envidiable, hacen que este lugar sea visita obligada para locales y foráneos. Y si a esto añadimos su cercanía al famoso barrio de la Viña, donde pudimos elegir entre un gran número de bares y mesones, la jornada terminó redonda, disfrutando también de la agradable bulla (que no ruido) de las terrazas.



El mar siempre da una luz muy especial, la misma que Sorolla plasmó como nadie en sus cuadros de playas mediterráneas. La exposición presenta algunos de ellos, procedentes del Museo de Arte de La Habana. Y Cádiz tiene esa luz. La Caleta, desde hace ya un tiempo recuperado su elegante porte, marca todo este espacio de un bellísimo y cegador blanco.

Da gusto pasear por esta zona de Cádiz. Desde la Alameda de Apodaca hasta la Caleta (o hasta la Catedral). El mar, siempre infinito a un lado, y el Cádiz histórico y popular al otro. ¿Un pero? Pues, como siempre, el tráfico, que lo estropea todo. En esta ocasión, un sábado por la mañana, menos agresivo que otros días.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

La verdad que está haciendo unos días buenos para pasear. Y Cádiz tiene un montón de encanto para darse un paseíto. Yo es que soy un forofo de Cádiz y de sentarme a ver el mar en el castillo al fondo de la Caleta.
Te recomiendo dejar el coche en El Puerto e irte en catamarán es una delicia, veinte minutos, navegando y por 1.80 euros.
El Vapor, ... pues yo es que tuve uan experiencia terrorífica, y cómo que no lo recomiendo jeje

Elemento dijo...

Seguro que disfrutastes mucho de tu paseo, para mi pasear por Cadiz tiene un algo especial, será el caminar por el mismo sitio y admirar el mismo paisaje que tantas generaciones durante más de tresmil años.