domingo, 17 de marzo de 2013

Emulado, simulado en diferido.

García-Pelayo, alcaldesa de Jerez
PPelayo emula a su jefe de la Moncloa a la perfección: mintiendo. Aun sabiendo que un Ayuntamiento tiene las manos atadas en cuanto a creación de puestos de trabajo se refiere, prometió a sus electores el oro y el moro, engañando (o intentándolo) a todo quisqui.

Y no sólo eso. En vez de intentar mantener la plantilla municipal se preocupa en despedir a troche y moche, y sin embargo no es capaz de disminuir el déficit municipal, ni la deuda.

Hubiera sido mucho mejor mantener la plantilla (puede que amortizando puestos con jubilaciones) mejorando o ampliando servicios, rescatando concesiones (lo que supone un ahorro considerable de dinero), como la de los autobuses, o la basura, pasando por un sinfín de contratas.

No me atrevería yo a decir que frente al PP el PSOE lo estaría haciendo mejor. Pero sí a decir que "peor, imposible".

Cada vez son más las voces que claman por un cambio radical de nuestro sistema político. Que algo debe poder hacerse para dar un puntapié a tantos políticos (politicuchos) apalancados en sus asientos, trabajando sólo para el provecho propio.

Como surja una voz que predique honestidad y transparencia, que defienda lo público (lo que deba serlo) y lo privado (lo que deba serlo) y mano dura para con los ladrones y corruptos, se lleva los votos de calle. Ojo, estad pendientes, dirigentes de partidos.


2 comentarios:

Víctor dijo...

Coincido contigo en que el ambiente está propicio para la aparición de un "salvador"...

Antonio Ruiz de Morales dijo...

Víctor, no tengo la más mínima duda. Otra cosa es que nuestro sistema, tan marcado por el bipartidismo, soporte esta aparición, y "no pase nada".