martes, 29 de junio de 2010

Usar el coche eléctrico


Pedro Revenga del Toro, profesor de Tecnología Electrónica de la Universidad de Alcalá, defiende el uso del coche eléctrico en la ciudad, utilizando unos argumentos que no dejan lugar a dudas. (EL PAIS, "La cuarta página" del sábado 26/6, "¿Es viable el coche eléctrico en España?"

Aunque incluso con subvención es más caro que uno convencional, su mantenimiento hace que se amortice rápidamente.

Por ejemplo, la recarga del coche eléctrico ronda 1 euro/100Km, mientras que los de gasolina rondan en estos momentos casi los 7 euros. Y eso sin contar con la aplicación de tarifas nocturnas anunciadas por el gobierno.

Al ser de una mecánica más sencilla su tiempo de taller y el número de piezas lo hacen mucho menos costoso que un gasoil o gasolina.

En ciudad, cuando hay atascos (y los hay siempre) los consumos de los coches de combustión se suben por las nubes, mientras que el de los eléctricos baja o se hace casi cero, si estás en reposo.

Contaminación: uno eléctrico puede generar 3,6 Kg/100 Km de emisión de CO2, mientras que los mejores coches de combustión expelen 12 Kg/100Km a la atmósfera. Y no hablemos de la acústica, prácticamente cero en los eléctricos.

En fin, hoy por hoy como vehículo urbano que recorra entre 10 y 80 Km al día es altamente recomendable. Igual que recargamos los móviles regularmente, habrá que tener la disciplina de hacerlo con el coche eléctrico.

Todo esto y mucho más en el artículo de referencia.

3 comentarios:

Víctor dijo...

¿Sabes por qué podría salir adelante el coche eléctrico? Porque puede ser la única forma que tenemos de consumir el exceso de potencia instalada que existe ahora mismo, como consecuencia de la pifia de las renovables. ¡No hay mal que por bien no venga!

Roberto dijo...

Es muy interesante lo que propone el artículo, en especial lo de utilizar energía eólica (contaminación nula) y horas de valle (aprovechaniento óptimo de la generación) para la recarga de los vehículos.
Saludos desde Buenos Aires.

civilis dijo...

Muchas gracias, Victor y Roberto por vuestros comentarios. Aunque el de Victor sobre las renovables habría que justificarlo. Hace muy poquito ha firmado ABENGOA (una empresa española y tecnología propia) un contrato para la instalación de una central solar en Arizona, por supuesto, la más grande del mundo, como no podía ser de otra manera ;-)