jueves, 7 de enero de 2010

Un pleno, pleno.

Hace pocas fechas, aprovechando que me quedé en mi pueblo durante las cortas vacaciones de navidad (como siempre, todo hay que decirlo), asistí al pleno municipal. Se trata de un acto abierto, democrático y muy cercano a la ciudadanía, pues las decisiones que ahí se toman nos atañen muy directamente. En la mayoría de los casos más próximas que las tomadas en el parlamento andaluz o en el congreso de los diputados de Madrid.

En Jerez se celebra habitualmente en una sala (antigua capilla anexa al ayuntamiento) en la que aproximadamente un tercio está ocupada por la mesa de la presidencia (para la Alcaldesa, primeros tenientes de alcaldesa y secretaría) así como los asientos (o escaños, supongo yo que se les podrá llamar) para los concejales, el resto del pleno municipal. En el resto de la sala están los asientos para el público. También hay cámaras de la televisión local.

Precisamente en este último pleno del año se debatían temas tan importantes como el presupuesto de 2010, el plan de viabilidad (un fuerte ajuste de ingresos y gastos a largo plazo para enjugar la deuda acumulada por anteriores gobiernos municipales durante más de 25 años) o el retorno de los terrenos de VICASA a categoría industrial dentro del PGOU para evitar el lucro especulativo de los propietarios, que han cerrado la centenaria fábrica de botellas. Y otros temas. Fue un pleno bastante largo.

Yo te aconsejaría que acudieras en alguna ocasión a este tipo de actos, pues es aquí donde sin intermediarios (léase medios informativos) puedes hacerte una clara idea de la categoría, del talante y hasta de la educación de nuestros representantes municipales. Y de cómo expresan sus argumentaciones en las propuestas, en su defensa o en su rebate. Vamos, si se ganan la confianza que hemos depositado en ellos a través de los votos.

Este día, pese a la importancia de los temas que se trataban, los tiras y aflojas se fueron llevando bastante bien entre los distintos componentes de los grupos (aquí gobierna el PSOE con mayoría absoluta, siguiéndole el PP a bastante de distancia en número de concejales; después tres o cuatro del PSA y uno de Izquierda Unida), dentro de la relativa cortesía y respeto mutuo... hasta que entró la Sra. García Pelayo, portavoz del grupo popular y nombrada ya candidata a alcaldesa para las próximas elecciones de 2011. No entiendo cómo una persona puede entrar a soltar una batería de afirmaciones sin fundamento y rayando en el insulto personal hacia la Alcaldesa (Pilar Sánchez). Incluso otros componentes del mismo grupo que tomaron la palabra no entraron en la descalificación gratuita y a destiempo como Pelayo. Esta mujer, que tiene más de un sueldo como política en ejercicio (es parlamentaria en Sevilla), ya podría prepararse los temas y debatir de verdad. Cierto que lo de la crisis hace que las cosas no vayan bien (especialmente el paro), pero no todo es tan negro ni está tan hundido como lo pinta esta señora. Se repite más que el ajo. Un cero por su comportamiento. A los demás, como mínimo, un aprobado. También hay sobresalientes.

Yo creo que estamos en buenas manos, que el plan de viabilidad realmente va a ser eficaz. Y estaría muy bien que periódicamente nuestra Alcaldesa informara de la marcha de ese plan: qué cosas se están cumpliendo, qué cosas se están desviando y qué remedios se están poniendo.

Hubo un grupito del público que dio la nota durante unos minutos, aunque tardaron poco en irse aburridos, seguramente porque no entendían lo que allí se estaba debatiendo. Se trataba de unos 10-12 policías locales que, con leyendas en sus camisetas, ponían al PSOE de dictador, de cacique a Martínez (concejal delegada de Movilidad) e invitaban a Pilar Sánchez a que se fuera. Yo creo que ninguno de los que formaban parte de este grupo tuviera conciencia de su vivir en los 70, con lo que afortunadamente para ellos no saben lo que es una dictadura ni un cacique. Y que la Alcaldesa no se va a ir porque lo vea escrito en una camiseta de un policía local que lo único que exige es más dinero, cuando se trata del colectivo de funcionarios más favorecido en la nómina municipal.

4 comentarios:

Carlos Benítez dijo...

-Pueblo no,nación como mínimo,XDXD(nacionalista md off)
-Me gustaría ir un día a un Pleno a ver que se cuece,eso sí,que no sea tan largo como el último que dicen que duró horas y horas.
-La Pelayo tiene fama de borde en los Plenos(¿hay alguno del Pp que no lo sea?),una lástima que la ciudadanía no lo sepa y aparezca siempre la foto con la sonrisita en el Diario o con su populismo con los vecinos.
-De la Policía Local mejor no decir nada.Con lo fácil que sería publicar lo que cobran y cuantas vacaciones tienen,para que los ciudadanos no los tengan como unos pobrecitos trabajadores que están apaleados y sepan la verdad.

Alfonso dijo...

Lo que más me gustó es que se retransmitió en directo. Desde luego, lo de Pelayo es admirable, luchando por el pueblo andaluz en el parlamento, y luego luchando por el pueblo de Jerez, en el ayuntamiento. Superwoman. Dice el refranero popular... quién mucho abarca... pues eso.

Miguel A. dijo...

Casi tres años más tarde, y visto lo visto en Jerez, ¿sigue pensando que estábamos en buenas manos como dice en su entrada?

Antonio Ruiz de Morales dijo...

Estimado Miguel, muchas gracias por tu comentario. Indudablemente, a la vista de lo hecho (no hecho) por Pelayo, lo que hiciera mal Pilar Sánchez (que lo hizo) queda totalmente oscurecido por la nefasta gestión que Pelayo hace del Municipio. El PP se va por el camino fácil: no gastar. Eso lo hace cualquiera. Lo que hay que hacer es gastar inteligentemente, pero eso a Pelayo le es imposible.
Saludos.