viernes, 1 de mayo de 2009

Los medios, ¿informan?

No basta con los casos de gripe A que ya han aparecido. Tiene que ser media Europa la que se contagie, para poder publicar: "La otra media está a punto de caer".

Cuando salen los datos del paro en España (4 millones) ya se están planteando cuándo llegaremos a 5. Parece que este número, al ser más "redondo" vende más que 4. Ni por un momento nos imaginemos que esto va a parar. El culpable del paro es el Estado. Por lo visto, los empresarios (aquéllos que llevan años poniéndose las botas y culpables en gran medida de la crisis) no tienen nada que ver con el paro. ¡Angelitos!

Si un "periodista" económico publica que la crisis ha tocado fondo, al cuarto de hora sale otro diciendo que lo peor todavía no ha llegado. Que la solución es seguir dando más dinero a los bancos y el despido libre. Que la bajada de precios (¿dónde?) es una ruina, es una catástrofe (¿para quién?), aunque una subida excesiva también lo es.

Los culpables somos los consumidores, que ahora nos ha dado por no comprar. ¡Qué malos somos! Mientras, la Banca sigue ganando dinero por un tubo, aunque los medios dicen que los banqueros tendrán que seguir ajustando los gastos y seguir echando gente a la calle para tener más beneficios. Los beneficios, según los medios, siempre tienen que crecer. Supongo que para que los irresponsables directivos y especuladores de las grandes corporaciones puedan seguir alimentando su goloso plan de pensiones y su nómina.

Los medios siguen sin encontrar culpables (con nombre y apellidos, que son reales) de la crisis. ¿Dónde está Madoff?. Claro, eso no crea alarma, no vende.

Alarma, tristeza, desasosiego, inquietud, miedo, ansiedad, nerviosismo, congoja... Seguiré leyéndolos, escuchándolos, viéndolos. Pero hoy, ¡mcagüen los medios!

4 comentarios:

Myriam dijo...

Coincido contigo en que los medios de comunicación hacen lo que quieren y uno verdaderamente ya no sabe a quien hacerle caso y a quien no.

Aquí en México, que se supone que está en el ojo del huracán en este momento, la información que nos dan es la misma: que lavate las manos, que no estornudes sin taparte y que hay "algunos" infectados en los hospitales pero siempre dicen que es mayor el número de gente que se alivia que la que se queda internada.

Y la gente se pregunta ¿y dónde están los enfermos?, nada de entrevistas, nada de imagenes, nada de nombres, nada. enfermos fantasma. Y como la gente protestó apenas hoy "presentaron" a algunos enfermos, o más bien parientes de enfermos, a los medios.

Todo esto está muy sospechoso y sinceramente uno ya no puede creer nada. ¡Pero hay un dios que todo lo ve! y ojala que un día se sepa la realidad del asunto, que nos digan que fue lo que sucedió, que intereses se perseguian (si es que los había) y lo que se ganó (si es que por lo menos todos ganamos algo con esto y no solo unos cuantos).

Mientras envio un saludo aséptico desde aquí para que nadie tenga temor de nada.

civilis dijo...

Myriam, Uno de mis hijos ya estuvo el verano pasado por tu pais (y le encantó) y para este año ya tiene conseguida una beca para la Univ. de Colima pero, desafortunadamente está suspendida, ¡y es para seis meses!
Un abrazo a todos los mexicanos y mexicanas.

Alfonso dijo...

Aggh, me niego a hablar de eso. En mi blog tampoco he puesto nada. ¡Pero si la gripe común mata miles de personas al año!
Estos medios de hoy, son unos noveleros, ya hemos visto lo que han hecho con la visita del presidente francés, fijarse en Carla... patético.

Víctor dijo...

Hola Civilis.
Comparto el escepticismo tuyo y de Alfonso sobre los medios, pero es lo que hay y nos tenemos que apañar con ellos...
Pienso que, con todos sus defectos, los medios nos resultan imprescindibles para conocer lo que pasa en el mundo: imagínate por un momento que no existiesen los medios de comunicación, ni periódicos, ni TV, ni internet... no sabríamos nada de nada (ni siquiera, por ejemplo, quién es el actual presidente del gobierno).
Creo que nos corresponde a nosotros, individualmente, no comulgar con ruedas de molino, y no tragarnos todo lo que nos cuentan los medios; utilizarlos nosotros a ellos y no dejar que nos utilicen ellos a nosotros... pero eso no significa que debamos limitar la información que se publica, ¿no?.. aún sabiendo que los medios no dan como noticia "todos" los acontecimientos que se producen, como mínimo podemos elegir, dentro de su contenido, lo que más nos interesa...
No sé, a mi personalmente la historia de un virus nuevo (sea o no contagioso, sea o no mortal) me resulta mucho más interesante que la palabrería hueca y reiterativa de nuestros políticos (me revienta especialmente cuando repiten las frases clave -las "ideas fuerza" que las llaman-, como si los ciudadanos de a pie fuéramos pobres incapaces de comprender una idea a la primera)..
En fin, ¡defiendo la epidemia en los medios como un soplo de aire fresco y sano, frente al ambiente tóxico habitual!... :)