sábado, 7 de febrero de 2009

Bertone tiene rima

Yo no se si mi querido compañero Alfonso Saborido cuando publicó "Un guantazo sin manos" en su blog, ya sabía que se había reunido Bertone en la Conferencia Episcopal ante más de 500 personas y unos 60 obispos. Allí se despachó bien contra la política del Gobierno. Este funcionario de la Iglesia que ha venido a España como secretario de Estado "en visita privada", siendo recibido por las más altas instancias del país y tratado de un modo que se podría calificar de "exquisito", no tuvo el más mínimo pudor en criticar temas de política interna, y no pasa nada. ¿Qué postura oficial se habría tomado si en vez de ser un representante del estado del Vaticano, hubiera sido de cualquier otro país el que se hubiera inmiscuido en temas como el aborto, el matrimonio, la familia, la educación, la libertad religiosa, símbolos en centros públicos, etc.?
Yo creo que somos muchos los españoles que, desde el más profundo respeto a las creencias religiosas, deseamos vehementemente que la separación del Estado respecto de la Iglesia sea real y efectiva. Me consta que también piensan así muchos católicos practicantes y comprometidos con su fe. Fijémonos en Alemania, donde la Iglesia Católica no disfruta de ningún beneficio del Estado y es la más rica de Europa, mantenida por sus feligreses.

No me atrevo a poner a Obama como ejemplo de nada (al menos por ahora) pero sí a hacer referencia a la decisión que ha tomado sobre el destino que la Administración estadounidense dará al dinero que entregue para obras sociales: no favorecerá a una religión sobre otra y lo otorgará a entidades que ejerzan una verdadera acción social, pero sin hacer proselitismo. En España se pospone una y otra vez la revisión de los acuerdos de España con la Iglesia Católica. ¿Hasta cuándo?

6 comentarios:

Alfonso dijo...

No, no se había reunido todavía, pero bueno, que lo que dijo en la conferencia no es nada nuevo, es lo que piensa el Vaticano sobre esas cosas.
La peculiaridad del Vaticanco es que es único, no hay país del mundo donde tengan seguidores en otros países. Por eso se permiten el lujo de poder guiar a ciudadanos de países extranjeros en lo que quieran.
Pero bueno, Bertone se ha reunido de buena manera con el gobierno, dando el guantazo sin manos a Rouco, por su comportamiento antigobierno.
¿Que el PSOE tiene miedo de meterle mano a la ley de libertad religiosa? Pues sí, y mucho. A ver si lo pierde.

Carlos Benítez dijo...

"¿Qué postura oficial se habría tomado si en vez de ser un representante del estado del Vaticano, hubiera sido de cualquier otro país el que se hubiera inmiscuido en temas como el aborto, el matrimonio, la familia, la educación, la libertad religiosa, símbolos en centros públicos, etc.?"

Exacto.Se le hubiera mandado a ...y se le hubiera dicho que quién es él para meterse en nuestros asuntos internos.

Totalmente de acuerdo con la entrada.

Alfonso dijo...

Pero es que no es sólo un gobernante de un estado extranjero. ES también guía espiritual de muchos españoles. This is the question. Y Zapatero lo sabe.

Salvador León dijo...

La cabra siempre tira al monte.
No iba a ser esta la primera vez que cambiara su comportamiento, el fallo está en quien se cree los cantos de sirena.

Carlos Benítez dijo...

Será guía espiritual de muchos,no te digo que no(de esos muchos la mayoría no ha votado a Zapatero,dicho sea de paso),pero es que eso de que "hay que gobernar para todos"no se puede hacer,es imposible y eso es lo que pretende muchas veces este Gobierno,contentar a todos y dejarlos a medias.

Creo que ha perdido la valentía que parecía tener a principios de la legislatura pasada.

Víctor dijo...

Es curioso el parecido de la foto que has puesto, con el retrato que hizo Velázquez al Papa Inocencio X. No es un cuadro muy conocido de Velázquez porque está fuera de España, en Roma, pero me parece de los mejores.

Estoy de acuerdo con lo que dices en la entrada, pero también pienso que el Estado no sería capaz de asumir la parte de labor social que hace la Iglesia.