jueves, 19 de enero de 2012

Un esfuerzo más


Resulta asombroso –y a veces gratificante- encontrarte comentarios en la prensa donde no sólo te identificas con las opiniones que se vierten en su contenido sino que además te ves reflejado en ellos. No sólo piensas como el autor. Además eres un poco como él dice ser. Eso me ha ocurrido al leer una “Carta al director” en EL PAÍS del pasado martes 17 de Enero. Creo que somos muchas las miles de personas (quizá millones) las que aparecemos reflejadas en esa carta. Y, afortunadamente, veo que en Castellón también hay gente sensata, excluyendo a sus dirigentes políticos (¡qué pena de palabra!) por razones obvias.

No he encontrado la carta en las páginas de EL PAÍS en Internet, por lo que hago el típico copia-pega, por si no tuviste la oportunidad de leerla:

Por encima de las posibilidades ¿de quién?

Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, nos pide a los españoles “un esfuerzo más”. Alberto Fabra Part, presidente de la Generalitat Valenciana, dice que los valencianos “vivíamos por encima de nuestras posibilidades”.

Trabajo desde hace 14 años en I+D y desde hace 10 años lo compatibilizo con unas horas semanales de profesor en la universidad. Me esforcé de niño y adolescente en intentar aprender, sacar buenas notas y pasarlo bien. Me esforcé en la universidad para sacar la carrera y pasarlo bien. Me esforcé luego dando clases particulares y continúo ahora esforzándome en mis dos trabajos. Hace 10 años, junto a mi pareja, compramos un piso que entraba dentro de nuestras posibilidades. Ahora, tras 10 años de esfuerzo, hemos ahorrado el dinero suficiente para pagar lo que nos queda de hipoteca. Llevo años esforzándome y nunca he vivido por encima de mis posibilidades. Podía permitirme coches más caros pero no los he comprado, nunca he pedido un crédito para irme de vacaciones, reformé mi piso cuando tuve dinero para hacerlo. Me esfuerzo en educar a mis hijos lo mejor posible, los llevo a la escuela pública y me esfuerzo en la asociación de padres para ayudar a mejorarla. Cuando mis hijos enferman los llevo a la sanidad pública y si me queda jarabe en casa le digo al médico que no me haga una receta que no necesito. Ahora estoy a punto de quedarme sin trabajo gracias a los que han vivido “por encima de nuestras posibilidades”. Ahora me piden “un esfuerzo más”. Yo siempre he pagado puntualmente la hipoteca y lo sigo haciendo así que no he hundido a la banca. Yo no he hecho bajar la Bolsa, no he hundido los mercados, no he inflado la economía, no he especulado con la vivienda, no he organizado carreras de coches en mi ciudad, no necesito un aeropuerto sin aviones, no tengo yate para ver la salida de la Copa América, no he ido nunca a ver la ópera en el Palau de les Arts. Yo no he deteriorado la escuela ni la sanidad públicas, no he tenido becas ni subvenciones, no he cobrado nunca el paro ni he provocado déficit al Estado, la autonomía ni la Seguridad Social. Yo no conozco a Moody’s, Fitch ni Standard & Poor’s pero sí conozco a los que vivieron por encima de mis posibilidades. Yo no les voté, a mí no me representan.

Soraya, el esfuerzo se lo pides a ellos. — Francisco Pastor Guzmán. Castellón.

5 comentarios:

Miguel A. dijo...

Aquí uno de esos que se sienten identificados.

Roberto dijo...

Antonio, la verdad es que lo he estado pensando bastante y me parece que, de acuerdo con la foto que pones en la entrada, debo decir esto: si Soraya incluyera a los argentinos en la posibilidad de ofrecer "un esfuerzo más" pues... yo me pongo primero en la fila.

Un abrazo desde Buenos Aires.

civilis dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Ciertamente, nuestra "superministra" salió muy favorecida en la foto. No la había analizado yo desde la perspectiva de Roberto.

Levemente dijo...

Sin ánimo de contradecir a Roberto por su observación... esta que escribe se pone al final del final del final de la cola para realizar ese esfuerzo de más. De hecho añado algo: "¿¡Hasta el fondo de cuándo (con "d", no con "t") hemos de dar los que siempre damos!?".

Magnífica carta, Civitas. Magnífica, Francisco Pastor Guzmán.

civilis dijo...

Para Levemente... Muchas gracias por tu comentario. Indudablemente todo el mérito es del autor de la carta, Francisco Pastor, y el acierto de EL PAIS en publicarla. Yo he tenido la suerte de leerla y verme reflejado en ella. Por cierto, estupendo el tintineo que se escucha al entrar en tu blog. Me ha tenido un rato despistado, pues no sabía de dónde provenía el sonido. Saludos