martes, 5 de abril de 2011

Los palcos de semana santa

Todos los años igual, o vamos a peor. Los palcos de semana santa como barrera arquitectónica y fuente de cabreo por parte del personal. Me consta que muchos cofradieros y simpatizantes de la semana santa ven con muy malos ojos este afán recaudatorio por parte de la unión de hermandades colocando palcos a troche y moche. Cada año consiguen que cada vez menos gente acuda a las calles donde están colocados. Puede que esa sea la intención de esta unión (desunión) de cofradías. Que en el recorrido oficial sólo se queden los que pagan por el sitio. ¿Y para qué quieren el dinero? Si no hay bastante con la cuota que pagan los hermanos habrá que pensar en subirla. Todo sube. Lo que no se puede pretender es enriquecerse a costa del malestar y del dinero de la ciudadanía.
Así que a mí me gustaría que para el año 2012 el Ayuntamiento fijara las normas siguientes, pensando en que los gastos derivados de tanto poner-y-quitar los palcos corran a cargo de la unión de hermandades, que es la que se hace de un buen dinerito con ellos:
- Deben pagar por amortizar la inversión hecha en las construcción de los palcos
- Pagar directamente la puesta y desmontaje de los mismos.
- Pagar el suelo que ocupan según las tarifas que el Ayuntamiento tenga establecidas para la ocupación de la vía pública, lo mismo que cobra a los bares y restaurantes por ocupar las aceras colocando velatorios.
- Que la colocación de palcos no dificulte el paso de las personas, como ocurre ahora. Dar preferencia absoluta al peatón. Si es preciso cortar el tráfico por esas calles, que se corte.
- Que los palcos no ocupen el carril bici.
- Que la unión de hermandades se haga cargo de la eliminación de la cera del suelo por donde pasan las cofradías, una vez terminada la semana santa

Creo que esto no es mucho pedir. En las fotos siguientes podrás ver algunos ejemplos de las burradas arquitectónicas que se montan con los dichosos bancos.

Los peatones tienen que atravesar por la entrada de un Parking

Se molesta a los peatones, pero los coches pueden circular

¿Cuánto espacio queda en la acera?

Un paso de peatones a ninguna parte. Las barreras arquitectónicas se ponen de nuevo

Alameda Cristina: coches y palcos. Peatones, fuera.

Ocupando carril bici, impunemente. A ver cómo lo dejan después de la SS

Otro paso de cebra a ninguna parte. No se puede pasar a Sto Domingo

Los peatones tienen que subirse a la fuente para pasar o bien andar por la calzada, entre coches

¿Quién dijo obstáculos?

Más pasos de cebra sin destino

Una más de coches y palcos

Ocupación del carril bici y de la acera

El único paso de peatones con origen y fin

Este coche que invade la acera es municipal

¡Pobre carril bici!

5 comentarios:

Alfonso dijo...

Desde luego se te da una cámara de fotos y vaya tela jjj, llevas razón en todo. Lo ideal es que los palcos duraran lo mínimo posible, es decir, una semana. Pero ya sabemos :(

civilis dijo...

He recibido un par de comentarios anónimos rayanos en el insulto. No suelo publicar los anónimos que recibo. Por supuesto con más razón si son de mal gusto, a mi criterio. Para eso el blog es mío.

Carlos Benítez dijo...

Lo de la cera no,pero de que paguen ellos el montaje y desmontaje estoy de acuerdo.Jerez pone el suelo,Jerez pone los trabajadores(y paga las horas extras),Jerez pone los materiales,se fastidia además a los jerezanos/as con dichos palcos como bien indican las fotos y todo para un negocio PRIVADO.

Ummm y los hosteleros¿no dicen nada?

Paco Aguilar dijo...

Hola Antonio: este año el blog de Izquierda Socialista de Jerez ha dejado de lado la tradicional "recomendación" respecto de normas de buen uso de los palcos de Semana Santa. Lo venimos haciendo dos años atrás y parece como que nuestro posicionamiento deje fuera de juego a mucho crecebro bien pensante. Nos alegramos que -según es tu blog- hayamos acertado este año por no hacer comentario. En todo de acu7erdo contigo. espero que a tí si te tengan en cuenta, bien visto andas en lista...
Paco Aguilar

civilis dijo...

Gracias a todos por dirigiros a mi modesto blog. Un pregunta de curiosidad a Carlos: ¿por qué dices que "lo de la cera no"? Es que cuesta mucho tiempo y muchos medios (o sea dinero) el quitarla de enmedio, cuando claramente se trata de una suciedad originada por las cofradías. Puede parecer una broma, pero con las nuevas tecnologías de diodos LED podríamos tener unos cirios virtuales que se pueden utilizar de un año para otro, no ensucian y a los que no les afectaría el viento. El que sonría con esto que se vaya a una iglesia y vea las ofrendas a los santos eléctricas que se activan con monedas.