domingo, 7 de noviembre de 2010

El pastor alemán y la compaña


Al papa le encanta Barcelona...
 Entre Santiago y Barcelona hemos tenido al papa de nuevo en España. Y piensa repetir el año que viene en Madrid. Es muy libre de hacerlo. Pero debe cuidarse mucho a la hora de hablar. Aun cuando lo haga en un foro donde tanto las preguntas como las respuestas ya están dadas de antemano, como ocurrió en el avión que lo llevó de Roma a Santiago ante los periodistas que lo acompañaban (me refiero a  las referencias del Papa al "anticlericalismo de los años treinta"), . "...es diplomacia hostil frente a un Estado que sigue tratando a cuerpo de rey a la Iglesia romana en España, pese a proclamarse aconfesional y laico en la Constitución de 1978..." Este párrafo lo he entresacado de un artículo de opinión de El País del domingo 7, escrito por Juan G. Bedoya y que no tiene desperdicio. Te lo recomiendo vivamente tanto si te consideras laico como si no. Y, desde luego, el laicismo no es un problema, aunque Lombardi y la toda la corte celestial digan lo contrario.

2 comentarios:

Pepe García Oliva dijo...

Gracias por entradas como estas. Parece que aquí, en nuestra tierra, todas las "papayasadas", como estas declaraciones, parecen normales. Y eso da mucho miedo.

civilis dijo...

Gracias Pepe por acercarte por este humilde blog. Llevo un mes que no he plasmado nada en él. Extrañamente, estoy ahora muy cogido...