lunes, 13 de julio de 2009

Plaza de Aladro


Hasta hace bien poco tiempo no me di cuenta de la -un poco- aterradora belleza de las demoníacas cabezas por las que brota el agua que alimenta la fuente de la plaza Aladro, en honor a Juan Pedro Aladro, el mismo que donó la fuente ubicada en la plaza de su nombre. Lo que no se (por ahora) es si la denominación de la plaza es consecuencia de la cesión de la fuente, o al revés. Ilustre jerezano nacido en la mitad del XIX, su plaza es una de las más cuidadas de Jerez. Coqueta y elegante hasta hace poco más de dos años, pues la afea un monumento religioso colocado en medio de una de sus aceras, que muy bien se podía haber ubicado en el interior de alguna de las mútiples iglesias que tiene Jerez, y no contribuir a deteriorar más el paisaje urbano.

4 comentarios:

Alfonso dijo...

Estimado Antonio, el monumento al que te refieres es una copia del que esta dentro del templo adyacente. Si lo metieran dentro tendrían dos jejejej

Carlos Benítez dijo...

Es una plaza por la que cojo bastante y estoy de acuerdo contigo,el monumento religioso(la Virgen del Rocío)afea bastante la plaza.

Myriam dijo...

En México es bien común que la gente construya altares o ponga vírgenes a media acera con la finalidad de que la gente no siga tirando basura, asaltando o drogándose en ese punto, obviamente la mayoría de las veces ni hace juego con el entorno y ni están bien construídas, sin embargo aunque sea una imagen malpintada en la pared, asombrosamente la gente deja de tirar basura o hacer maldades en ese lugar. Es una técnica diferente pero que hasta eso ha dado resultados.

La Mano Negra dijo...

Querido Antonio, creo que ha sido excesivo el calificativo, no es para tanto, mas feas son las figuras de las que brota el agua.
Un saludo.