martes, 28 de julio de 2009

Más Palabras

Parece que esto de jugar con las palabras (con el lenguaje) es un tema que gusta. Al fin y al cabo es tratar de la comunicación ¿no? (ver la entrada Palabras, palabras, palabras del 24 de julio). Una buena amiga (en realidad, es bastante más que eso) me envía el siguiente documento. Tengo que decir que fue ella la que me ayudó a escoger las palabras en la entrada mencionada, a raíz de la propuesta de Roberto de buscar palabras con significado o usos diferentes en diferentes sitios de habla hispana.

A principios del curso pasado, las profesoras de primaria, de mi colegio, las “antiguas”, pensamos que sería entretenido y enriquecedor para nosotras, para los niños, padres y abuelos, en fin, para todos, buscar y reactivar palabras de poco uso y de “belleza intacta” (nos gustó esta expresión que leímos en no sé dónde). A partir de esta inquietud, elaboramos y llevamos a cabo, con éxito, una experiencia educativa a la que llamamos “En busca de las palabras perdidas”. Continuaremos el próximo curso.

Tres son los objetivos que nos propusimos:
§ Rescatar aquellos vocablos que forman parte de nuestro rico léxico ( jerezano y andaluz) y revitalizarlos. (El próximo curso trabajaremos expresiones y dichos).
§ Mantener vivas las palabras que han caído en desuso y los términos que encontramos amenazados por la pobreza léxica, los extranjerismos o los eufemismos.
§ Apreciar que nuestro rico vocabulario ha sido patria de nuestros antepasados y que es misión nuestra que no quede en el olvido, en el recuerdo de sus padres y abuelos o que su empleo se reduzca al ámbito estricto de los libros y escritores.

Para poder llevar a cabo este proyecto elaboramos una lista de palabras que queríamos que nuestros alumnos conocieran y sobre todo para que las incorporaran a su lenguaje cotidiano. Y empezamos a trabajar con los niños; cuál no sería nuestra sorpresa al ver cómo la familia se sumaba a esta experiencia enviándonos con sus hijos palabras para ampliar esta lista de vocablos “nuestros”.

Esta lista la tengo en el colegio. Aparte de las que te dije recordé algunas más:
§ Cabero: pico del pan
§ Escarmenar: desenredarse el pelo, peinarse
§ Puchos: pantalones cortos que se ponen las niñas, o mujeres, debajo de la falda, para que no se vea la ropa interior cuando se hacen movimientos de piernas (ejercicios de gimnasia, por ejemplo)
§ Percochado: muy sucio. En realidad decimos que algo está “empercochao” cuando está sucio y húmedo
§ Boliza: que es un tontón, un carajotón
§ Despejada: se dice de la persona con aspecto muy limpio, lustroso
§ Halar: tirar de algo hacia sí. Decimos “jalar”. (eso de que la hache es muda habría que estudiarlo. Nosotros la “aspiramos”)
§ Hato. Conjunto de ropa, sábanas, mantas, trapos…(para nosotros “jato”)
§ Casapuerta: el zaguán
§ Chavea, chaveíta: niño
§ Asadura: hígado
§ “sentrañas”: de entrañas. Se aplica como expresión de cariño: “te voy a comer las sentraña” es decir , te quiero con locura. “Sentrañas mías” o cariño mío

3 comentarios:

Alfonso dijo...

Recuerdo una anécdota de una compañera mía de estudios que fuimos a casa de otra compañera que era de Algodonales (Cádiz, a 70 kms de Jerez, en la Sierra, para el que no sea de aquí). Nada más que llegar, le dice la madre de la compañera visitada a la compañera de Jerez: Hija, ¡qué tufo traes!
jajaja
Nos quedamos muertos. Mi compañera se puso roja como un tomate a la vez que se olfateaba por si olía mal o algo.
Y la compañera de Algodonales le explicó: tranquila, aquí 'tufo' es lo que en Jerez llamáis 'flequillo' jeje y asunto aclarado :)

Víctor dijo...

¿Habéis hecho la prueba de abrir el diccionario de la RAE por cualquier página, para comprobar cuántas palabras conocéis de las que aparecen allí?
Una persona con una cultura normal, o incluso alta, no conoce más del 50%. Probadlo y veréis...

(bueno, jeje, basta que uno diga algo de ésto para que justo deis con la página donde todas las palabras son conocidas... haced la prueba varias veces si no sale a la primera..)

Myriam dijo...

He tratado de identificar en mi vocabulario algunas palabras de tu lista y creo que ninguna las usamos aquí comúnmente en México, quizá alguien con un léxico más culto las use pero la generalidad me parece que no.

Por ejemplo, si alguien me dijera que soy "carajotona" yo pensaría que me andan insultando jeje, pues aquí cuando algo no te sale como debería o tienes un buen disgusto dices ¡carajo! y quizás allá en Jerez no sea más que un simple adjetivo.

Este tema de las palabras siempre resulta interesante.