martes, 20 de marzo de 2012

Canciones con letras políticamente incorrectas

Curiosamente, durante la dictadura franquista, que con su brutal censura que capó intelectualmente a varias generaciones de españoles, se escuchaban canciones con letras que hoy día, en una sociedad de libertades, muy difícilmente se difundirían, aun sin la existencia de una censura.

Una de ellas que os presento aquí es la titulada "Es mi hombre", cantada por Sara Montiel, porque en Youtube no encuentro la de Lilian de Célis, de mucho mejor calidad. Pongo un párrafo de la canción (la letra completa la puedes leer aquí):

Solo tengo corazón
para mon homme.
Si me pega me da igual
es natural.
Que me tenga siempre así
porque así le quiero.

 



Otra canción interesante es esa de "Mami, cómprame un negro" mezclando el sentido que la palabra negro tenía de onzas de chocolate con el de un hombre de color. Su letra:

Son tantos negros los que han venido/ para enseñarnos el charlestón/ que las mamás se ven morás/ para evitar ir al bazar,/ donde esas muestras de chocolate/ a los pequeños hacen exclamar:// ¡Madre, cómprame un negro,/ cómprame un negro en el bazar!/ ¡Madre, cómprame un negro,/ cómprame un negro en el bazar!/ que baile el charlestón/ y que toque el jazz-band./ ¡Madre, yo quiero un negro,/ yo quiero un negro/ para bailar!// El otro día papá me dijo:/ -¡Anda, nenita, vete al bazar!/ Y, al ir allí, un negro vi/ y yo a papá le dije así:/ -¡Éste es Domingo, nuestro vecino,/ un gran amigo de mi mamá!// (Refrán).

Aquí la tenemos con la voz de Celia Gámez:



Que cada uno juzgue tanto la forma como el fondo.

4 comentarios:

Víctor dijo...

jajaja, madre mía, cómo han cambiado los tiempos..

La primera canción no tiene un pase, pero la segunda no tiene una intención necesariamente ofensiva o racista, ¿no te parece?

Un abrazo

civilis dijo...

No sé... El que alguien le diga a su mamá que le compre un negro para bailar, parece que trata a una persona como un objeto de capricho, como un juguete. Claro, depende cómo se lo tome uno.

Hace tiempo que no contactábamos, estoy un poco de capa caida. Un abrazo, Victor.

Víctor dijo...

Es cierto lo que dices, pero el "tono" humorístico creo que "desactiva" la ofensa. El principio tampoco deja en muy buen lugar a las señoras gordas, jeje.. Si, al final depende de cada uno.

Otro detalle antiguo: fíjate que la letra dice "cómpreme", no "cómprame" como figura en el título de video. Habla de usted a la madre.

Pues nada, levanta ese ánimo. Ya supongo que el ambiente general no te da demasiadas alegrías precisamente. Un abrazo.

civilis dijo...

Gracias Víctor por tus palabras. A pesar de todos los pesares, me niego a perder el buen humor. Así que he redactado la entrada siguiente, una receta fácil y sabrosa. Hice una foto a la cacerola una vez servidos los dos platos y he decidido censurarla porque atenta al mal gusto. Pero la merluza salió buenísima.