domingo, 17 de julio de 2011

Olla de grillos

El PP tiene prisa por quedarse con el gobierno de la nación y con el de Andalucía. El PSOE está agobiado con la posibilidad de perderlos. Ambos dicen que tienen vocación de gobierno, pero ninguno de los dos hablan de buen gobierno. La vocación de todos los partidos (pero especialmente los mayoritarios) es gobernar, pero gobernar a cualquier precio, sea como sea, de cualquier manera, y nunca mejor dicho. Parece ser que el fin justifica los medios.

Así las cosas, los partidos -las personas que los dirigen- hace años que han creado una ancha barrera entre ellos y el electorado. Somos una masa informe de papeletas, un gran número que interpretan a base de encuestas y análisis estadísticos. No les importamos lo más mínimo, somos el medio para que ellos consigan el poder, nada más. Una vez anclados en él, se dedican a un inútil tráfico de dimes y diretes entre ellos y los medios de comunicación (eso, los medios, los mensajeros, no los destinatarios) que les ocupa gran parte de su fatua jornada de trabajo. Se conforman con decir lo que creen que la masa electoral quiere oir, en un intento (nada vano, por cierto) de conseguir votos restándoselos a otras formaciones.

El partido gobernante (PSOE, ahora) debería estar partiéndose la sesera para que España salga de la crisis lo mejor posible y el de la oposición (PP ahora) ofreciendo ayuda y soluciones para que lo consiga. Y dejar de tirarse los trastos a las cabezas de unos y otros cuando el resto de la ciudadanía miramos, indignados, esta olla de grillos.

El electorado -las personas- tenemos derecho a un buen gobierno y seremos dichosos el día en que una opción política gane unas elecciones, y no las pierda la gobernante, porque no es lo mismo. La alternancia no es un trauma. Ni el partido saliente debe desaparecer o hundirse en el fango de su fracaso, ni el entrante subirse a los humos del orgullo de creerse mejores que nadie, olvidándose rápidamente que acceden al poder por la fuerza de los votos, no por sus propios méritos.

2 comentarios:

Víctor dijo...

Estoy completamente de acuerdo.

Un abrazo

civilis dijo...

Un afectuoso saludo al lector de mi blog ;-)